Miquel Gonzalez

WINKEL: Expo 'Memoria Perdida'

Barranco del Carrizal. Órgiva, Granada. En 2003 se construyó un dique, oficialmente para evitar que los residuos bajen por el barranco hacia el embalse. Durante las obras aparecieron restos humanos en la superficie, situación que se repite después de períodos de fuertes lluvias. El 11 de agosto de 1936, Manuel López López, teniente de alcalde de Lanjarón, y sus hijos Antonio y Félix, fueron fusilados por la Guardia Civil y los falangistas, y desaparecieron en este barranco. El tercer hijo, Miguel, fue asesinado más abajo, en el valle, dos semanas después. En este barranco, unas 4.000 personas fueron asesinadas y enterradas en cal viva.


Volg ons op social media!